5 jun. 2010

Barcelona me ha visto las bragas




Hay mascotas que no caen bien, 
nosotras nos encargamos de ponerlas en libertad,
al darnos cuenta de que después de corretear entre las enredaderas empezarían a tener hambre tuvimos que huir de la isla, no fuera a ser que siguieran nuestro olor corporal para darnos un mordisco

Nos machamos a otra ciudad,
llegados a la conclusión de que lo primero que harían es mirar en la base de datos de gente con nuevo nombre no nos molestamos en cambiarlos.

Dimos mil vueltas rodando,
nos escondimos detrás de los puestos de cactus enanos y  montañas de rizos rubios.

Después de un tiempo prudencial volvimos a casa andando medio dormidas.



VER COLECCION COMPLETA DE OJOS DE PECES:

Me gusta sentir en mi cara el aire templado que expira por sus aletas la persona que tengo a escasos 200 milímetros, aletas por las que podrías llegar a observar la actividad diaria y mutación cronológica de su cerebro.


2 comentarios: