10 jul. 2010


Mi voz ha decidico ponerse en huelga.
Para mantenerme ocupada en su ausencia he adquirido nociones basicas de lengua de signos y una notable mejora en mi capacidad escuchativa, que no auditiva .
Cansada de todo esto, me marcho a la casa en el exilio.
Leere en lo alto de un manguero, hasta que me vuelva a tragar por despiste alguna urraca.



3 comentarios: